Home metal > articulo > HELLYEAH: ¡Una estampida de groove metal!

2011-07-260

HELLYEAH: ¡Una estampida de groove metal!


Con su nuevo largaduración “Stampede”, un batatazo de puro metal musculoso, sin duda tienen las armas indicadas para reclamar el trono del groove metal.




Imbuído en la oscuridad y ostracismo que le provocó la insensata muerte de su hermano Dimebag Darrell, acribillado a balazos por un desquiciado en el club Alrosa Villa en Columbus, Ohio durante un concierto de Damageplan el 8 de diceimbre de 2004, el baterista Vinnie Paul en lo que menos pensaba era en retomar su carrera musical. Ni siquiera sabía si algún día volvería a tocar la batería, ya que desde niño, siempre lo había hecho acompañado por su hermano menor en la guitarra. Pero empezó a recibir insistentes llamados telefónicos de Chad Gray, el vocalista de Mudvayne, hasta que Paul decidió contestar el teléfono y el resto es historia. 

Lo que empezó como un proyecto paralelo, poco a poco fue tomando vuelo, refrendado por un exitoso disco debut, que fue recibido con júbilo por los fans del metal quienes ven en Hellyeah a la banda más auténtica y cercana para reclamar el trono como reyes del groove metal, una vez que las peleas internas entre el vocalista Phil Anselmo y los hermanos Abbott, terminaron por sepultar a la que fue la banda más grande del metal en los noventa, Pantera. 

Quizás muchos veían en una banda como Lamb of God a su más cercano sucesor, pero Vinnie Paul tiene el ADN de cómo ejecutar ese metal rítmico, sincopado y vertiginoso y con su segundo disco “Stampede”, la banda empieza a consolidar y cosechar todo lo bueno logrado con su debut. Incluso considerando el poco exitoso último álbum de Mudvayne (su disco homónimo del año pasado), no sería nada de raro que el vocalista Chad Gray y el guitarrista Greg Tribbett, metan en el congelador a Mudvayne por algunos años y se dediquen exclusivamente a Hellyeah. 

“Stampede” sería la mejor excusa para aquello, porque es un disco rabioso y visceral, que producido por la propia banda, cuenta con un sonido más crudo y menos pulido que su antecesor, donde el énfasis está puesto en la agresión sónica como lo demuestran “Cowboy Way”, el primer single, y “Hell of a Time”, el primer video filmado para el álbum. Lo anterior se reafirma con un puñado de cortes autobiográficos como “Alive and Well”, “Stand or Walk Away” y “The Debt That All Men Pay”, donde el quinteto completado por el guitarrista Tom Maxwell (Nothingface) y el bajista Bob Zilla (Damageplan), dan rienda suelta a esa furia interior cuando el metal es la sangre que corre por las venas. 

Sobre las diferencias más significativas entre “Stampede” y el debut homónimo de hace tres años, el baterista Vinnie Paul se explaya: “Creo que nuestro primer disco fue como un experimento. Realmente con los muchachos de la banda no nos conocíamos a fondo como personas y cómo músicos; sólo sucedió que nos juntamos a tocar y todo fue creciendo a partir de ahí. Recuerdo que compusimos siete canciones en los primeros ocho días de ensayos y nos dimos cuenta que teníamos una gran química espontánea, por lo tanto, todo fue saliendo sin ningún tipo de planificación ni elaboración, fue un disco realmente muy del momento, como un orgasmo creativo de una sola noche de placer (risas)”. 

Además, explica cómo se gestó el proceso: “apenas empezamos a tocar en vivo, casi de inmediato los fans comprendieron la banda, nos dieron su beneplácito y gira tras gira fuimos descubriendo cuál era realmente el foco de nuestra banda: somos un grupo de metal que le hace pasar un gran y feliz momento a sus fans”. 

Es por eso que este nuevo trabajo es mucho más especial para el grupo que el anterior. “Teníamos muy claro el foco de lo que queríamos lograr, un disco dinámico, variado y entretenido; queríamos cubrir un montón de terrenos musicales dentro del metal que le dieran una diversidad interesante al disco. Es como subirse a una montaña rusa, tiene subidas y bajadas realmente emocionantes desde el comienzo hasta el final, logrando muchos climax en el intertanto, por eso estamos realmente muy orgullosos de este registro, y creo que será el álbum que finalmente terminará por establecer a Hellyeah como una gran banda de metal”. 

Sin duda el optimismo y confianza de Vinnie Paul es contagioso, quizás por lo mismo, la banda decidió auto-producirse y hacer todo el trabajo como un esfuerzo grupal. “Teníamos muy claro lo que buscábamos -acota Paul- por eso decidimos hacer todo nosotros con la ayuda de alguien de confianza y amigo de la banda: Sterling Winfield. El ha trabajado conmigo desde los días de “Far Beyond Driven” (1994) de Pantera. Se podría decir que co-produjo el disco con nosotros. Es nuestro secreto sexto miembro. Él no es realmente un músico o compositor, pero es realmente muy bueno con los computadores y programas de audio, así que le dijimos que tipo de sonido andábamos buscando y él se encargó de programar nuestro estudio casero, ya que grabamos todo en mi casa. Sterling se encargó de las máquinas y nosotros de componer las canciones y escribir las letras, hicimos todo nosotros, nadie más externo a la banda participó esta vez”. 

Como se podía anticipar por los títulos de algunas canciones, las letras se explayan con tópicos autobiográficos, como una terapia musical para superar la etapa oscura que le tocó vivir a Vinnie Paul tras el asesinato de su hermano Dimebag Darrell. “La verdad es que no sabía si volvería a retomar mi carrera musical algún día. No sabía si volvería a subirme a un escenario y tocar la batería con la misma alegría otra vez. Entonces estos chicos empezaron a llamarme y siempre les decía lo mismo “déjenme pensarlo”, pero no lo pensaba seriamente, sólo trataba de ser amable con ellos. Pero estos muchachos fueron muy persistentes y nunca perdieron las esperanzas. hasta que un día me volvieron a llamar y me pillaron en el momento indicado, entonces les dije “ha pasado como un año y medio desde el tiroteo y me muero de ganas de salir y tomarme una copa de algo, lo que sea”. Entonces ellos vinieron a visitarme a mi casa acá en Texas y realmente congeniamos de inmediato. Amé la personalidad de cada uno de ellos, así que hicimos un asado y nos tomamos un montón de tragos, fue una noche genial, con mucha diversión y auténtica camadarería; entonces al otro día enchufaron sus equipos aquí en mi estudio y rápidamente escribimos nuestra primera canción “Nausea” y fue el momento exacto en que supe que quería estar nuevamente en una banda, porque estos tipos son jodidamente increíbles, son mi nueva familia musical”. 

Sobre cómo visualiza el futuro de la banda, Vinnie se muestra muy seguro, entusiasmado y confidente: “Realmente queremos lograr que esta banda triunfe internacionalmente; queremos ir a tocar a todos los rincones del mundo, conquistando cada ciudad, cada escenario con nuestro heavy metal. Somos honestos con nuestros sentimientos y nuestra prioridad está absolutamente enfocada en Hellyeah, por eso cuando termine esta larga gira mundial de dos años, todos ya tenemos en nuestra agenda el comenzar a trabajar en nuestro tercer disco. ¡Querer es poder hermano!, y queremos llevar a Hellyeah tan alto como podamos; ya estuve ahí con Pantera y creéme que sé exactamente cuáles son los errores que no tenemos que cometer esta vez; yo soy mayor que los otros chicos, por lo tanto tengo más responsabilidad sobre mis hombros, y en una familia unida y que se ama, nunca querrías que tus hermanos la pasen mal, ¿verdad?” 

Después de todo lo que le ha tocado vivir, ¿alguien podría negarle un presente tan positivo y feliz a Vinnie Paul? La estampida ya está aquí, déjate aplastar con gusto. 

Cristián Pavez
Sección Banda Contenido relacionado
Dvdaxis HELLYEAH Below The Belt
Noticia HELLYEAH PRESENTA ‘BAND OF BROTHERS’
+ Relacionados


Nombre


*Requerido

Email


*Requerido (No será publicado)


DESTACADOS

   


Utiliza las últimas versiones de los navegadores Firefox | Chrome | iexplorer para una mejor experiencia en la web.