Home > Cdaxis > B > BIFFY CLYRO

2

BIFFY CLYRO

Opposites

2013. 14th Floor

Aparte de responder preguntas sobre su alcoholismo, el batero de Biffy Clyro, Ben Johnston, cuenta muy buenas anécdotas cuando lo entrevistan. El rehabilitado músico admite que, además de las gaitas de ‘Stingin’ belle’ y los mariachis que tocan en ‘Spanish radio’, la banda intentó incluir un coro góspel en una de las canciones de “Opposites”, su sexto disco. “Pero terminó sonando un poco a R. Kelly”.

Lo que sí añadió Biffy Clyro a su historial fue uno de los clichés rockeros por excelencia: la batalla contra una adicción. Que, después de ganarla, hayan editado un álbum doble –otro cliché- no debería sorprender a nadie. Los escoceses se toman muy en serio a sí mismos. Desde sus barbudos inicios, el trío se caracteriza por su completa falta de cinismo; un rasgo que los alejó de las fábricas del hype británico, preocupado de buscar al grupo más cool, es decir, el que mejor finja que todo le importa un carajo. Y Biffy Clyro jamás ha sido esa clase de banda.

Por suerte, “Opposites” tampoco se sitúa en el extremo de la presuntuosidad. Es un disco doble, pero no es conceptual. Sólo enfrenta dos estados de ánimo. “The sand at the core of our bones”, la primera parte, contiene las composiciones de Simon Neil en su faceta desolada, mientras “The land at the end of our toes” describe el resarcimiento de la esperanza. En ambos, prima un tono emocional que puede resultar abrumador sin la disposición necesaria, porque demanda cantidades de esmero y tiempo que poca música nueva se atreve a pedir. En ese aspecto puede ser una sorpresa, aunque Biffy Clyro vienen anunciando desde “Puzzle” y “Only revolutions” que darían un golpe como éste. “Opposites” es su intento deliberado de producir una obra maestra, definitiva y fibrosa sin usar subterfugios. Que hablen las canciones por sí solas.

Con un órgano de iglesia, grabado en un templo de Pasadena, ‘Different people’ nos advierte la seriedad de todos los asuntos que Simon Neil –erguido, mirada al horizonte, puño en alto – desea tratar. Hay mucho que decir y un raudal de ideas sobre cómo decirlo. ‘Black chandelier’ saluda al grunge, ‘Sounds like balloons’ es angular (vieja especialidad de la casa), ‘Pocket’ toma de la mano al pop, ‘The fog’ se esfuma en una distorsión corrosiva, ‘Biblical’ es épica  (nueva especialidad de la casa), ‘Accident without emergency’ tiene un cariz más ambiental, ‘Modern magic formula’ pisa el acelerador, ‘Skylight’ casi es glitch, ‘Trumpet or trap’ demuele con su final orquestado, ‘Little hospitals’ pide a gritos ser un single... la lista deja sin respiración.

Al tomar distancia, aparece la foto grande: “Opposites” no tiene desniveles, su consistencia es tal que, a pesar de que sus 20 canciones ahondan en la inmensa sensibilidad de Neil, nunca se torna cursi o vulgar. Y cuando no están enseñándole una lección a Snow Patrol al respecto, Biffy Clyro todavía dan palizas. ‘Victory over the sun’ (el gran momento gran del bajista James Johnston), ‘Woo woo’, ‘A girl and his cat’ y ‘The joke’s on us’ le doblan la mano a cualquiera que todavía, en pleno 2013, piense que las bandas de rock deben suavizarse hasta ser inofensivas para poder triunfar en grande. Toma eso, Muse.

Andrés Panes
 

Sección Banda Contenido relacionado
Cdaxis BIFFY CLYRO Similarities
Entrevista BIFFY CLYRO Fuerza renovadora
Noticia VOZ DE BIFFY CLYRO DEBUTA EN SOLITARIO
Live Review BIFFY CLYRO El futuro, aquí
+ Relacionados

Nombre


*Requerido

Email


*Requerido (No será publicado)







   
Live Reviews »


Utiliza las últimas versiones de los navegadores Firefox | Chrome | iexplorer para una mejor experiencia en la web.