Home > Cdaxis > B > BULLET FOR MY VALENTINE

0

BULLET FOR MY VALENTINE

Temper Temper

2013. RCA

Pocos podrían invalidar la ventajosa posición de Bullet For My Valentine en la liga del metal contemporáneo. Desde su álbum debut, “The Poison”, el cuarteto ha ascendido de forma explosiva gracias a un popurrí de riffs que te entran a la primera, cierto respeto por algunos estandartes del metal de estadios y melodías que les permiten competir en circuitos de amplios márgenes comerciales. Matt Tuck (cantante/guitarrista) en su continua ambición por seguir subiendo escalafones se las ha arreglado por lograr un digno punto intermedio entre la efectividad y el autohomenaje.

“Temper Temper” es una asumida continuación de “Fever”. Partiendo por la decisión de repetir al productor (Don Gilmore) y componer el disco en el mismo estudio de grabación, repitiendo la estrategia que tan buenos dividendos le dio a Tuck para su proyecto, Axe Wound. Esa aura de refinamiento de ingredientes anteriormente cocinados prevalece en la mayoría del playlist.  

Por ningún motivo se ha perdido la velocidad en los riffs, tampoco las descargas melódicas que los enrielan dentro del heavy  metal convencional (‘Breaking Point’), sí el factor sorpresa. Quizás, la simplicidad de ‘Riot’ en estrofa y estribillo descoloca, además de mover a la banda hacia terreno impensados, pero al final termina como una isla dentro de la totalidad del trabajo, más aún comparándolo con el otro sencillo, ‘Temper Temper’, que es continuismo sin anestesia.

‘Truth Hurts’ es puro Bullet For My Valentine: el trabajo en cuerdas equilibra virtud, poder, limpieza y el coro pega de una. ‘Leech’, está muy bien lograda en la parte instrumental y Michael Pager (guitarrista) realmente se luce a través de los arreglos; tal como sus ídolos, Metallica, Bullet For My Valentine aspira a la secuela de un single exitoso, en este caso, ‘Tears Don´t Fall Pt. 2’, relectura un tanto vaga comparándola con la creación firmada el 2005.

Quizás, “Temper Temper” no sea el lanzamiento más corajudo del combo británico, pero defiende con prestancia ese credo que ellos llevan adherido a la piel: moldear los manuales del metal en dotaciones accesibles para enganchar a las nuevas generaciones y enlistarlas dentro de su abundante legión de fans. Ahora, si Matt Tuck aún tiene en su cabeza esa misión de transformarse en los sucesores naturales de Iron Maiden y Metallica, el cambio de estrategia se requiere con urgencia.

Francisco Reinoso
 

Sección Banda Contenido relacionado
Biografia BULLET FOR MY VALENTINE
Cdaxis BULLET FOR MY VALENTINE Fever
Dvdaxis BULLET FOR MY VALENTINE The Poison: Live at Brixton
Noticia BULLET FOR MY VALENTINE INGRESA AL ESTUDIO
Live Review BULLET FOR MY VALENTINE Cátedra en familia. Live Review
+ Relacionados

Nombre


*Requerido

Email


*Requerido (No será publicado)


DESTACADOS

Utiliza las últimas versiones de los navegadores Firefox | Chrome | iexplorer para una mejor experiencia en la web.