Home > Cdaxis > P > PETER BUCK

1

PETER BUCK

Peter Buck

 

 

2012. Mississippi Records

 

Pasó inadvertido el año pasado, pero gran parte de la intención era ésa. El ex guitarrista de R.E.M se concentró en su primer trabajo en solitario buscando pasar un buen rato y compartir con algunos amigos más que terminar con la prolongada tristeza de los fans del conjunto de Athens por su término. De hecho, este trabajo salió editado en un tiraje de solo dos mil copias en vinilo, a través de un sello que se especializa en relanzamientos de música folk, blues y góspel. Todo con muy bajo perfil.

 

Peter Buck demuestra lo contrario en su álbum solista. Puede que solo sea por diversión, pero la energía que se despliega en este trabajo es lo suficientemente vigorosa para que la pena se disipe. Es más, Buck demuestra que su caudal creativo está lejos de interrumpirse, con claras referencias al rock de hace más de treinta años, pasando por el punk y el blues, con un sonido bien sucio que crea el ambiente propicio para la voz del guitarrista, empezando en ’10 Million BC’, que podría funcionar hasta para una banda sonora de Tarantino.

 

Las doce canciones que componen el registro son bien diferentes entre sí, pero las une ese elemento lo-fi y la exploración en diversos estilos. ‘It’s Alright’ apuesta por no ir directamente a la guitarra y en su lugar, en que Buck exponga su extraña voz, que parece más la de un narrador que la de un cantante. Así es como sentencia al final, “si eso no es música, nada lo es”, tal como si fuese el remate de una historia.

 

‘Some Kind of Velvet Sunday Morning’ es dulce y tierna, aunque también un poco más predecible dentro de lo que pudo haber ofrecido Buck en R.E.M, tal como lo que ofrece ‘Nothing Matters’. En contraste, la sicodélica ‘Travel Without Arriving’ visita el sonido de George Harrison. También hay espacio para el blues, con el cover ‘Give Me Back My Wig’, original de Hound Dog Taylor, que resultó en una versión sumamente cruda, y samplea a Sonny Boy Williamson al inicio de ‘L.V.M.F’. En esa búsqueda también nos encontramos con la rocanrolera ‘So Long Johnny’, tan rabiosa como urgente.

 

Pero no eso no es todo. En ‘Nothing Means Nothing’ abre un espacio más personal en el dueto con la cantante de Sleater-Kinney, Corin Tucker, que a pesar de no ser de la urgencia característica del punk o del rockabilly, muestra ser reveladora y muy personal. Y quién lo diría, en ‘Hard Old World’ suaviza su voz para convertirse en todo un galán al compás de un twelve bar blues. Hacia el final, la sucísima ‘Vaso Loco’ realmente es para llamar a la locura, mientras que ‘I’m Alive’, que tiene mucho de ese sonido de sala de ensayo, de precario, de inicial, da cuenta que el disco en su generalidad iba en pos de ese primitivismo muy bien sonante por lo demás. En este debut en solitario, Buck deja más que clara su personalidad salvaje y hasta algo extravagante, aspectos que quizás no pudo explorar por completo en R.E.M. Este es su viaje a la esencia de lo básico. 

 

María de los Ángeles Cerda

Sección Banda Contenido relacionado
Noticia GRUPO TUATARA LANZARá NUEVO áLBUM Integrantes de Pearl Jam, Screaming Trees y R.E.M. se unen
+ Relacionados

Nombre


*Requerido

Email


*Requerido (No será publicado)






Noviembre 2014
   


Utiliza las últimas versiones de los navegadores Firefox | Chrome | iexplorer para una mejor experiencia en la web.