This Land

Gary Clark Jr.

2019. Warner Bros. Records

Prince. Quincy Jones. Stevie Wonder. Estos son los héroes musicales que cita Gary Clark Jr. cuando da pistas sobre cómo está enfrentando su proceso creativo en la actualidad. El guitarrista, que se destapó en el célebre Crossroad Guitar Festival de 2010 y que fue ungido desde entonces como la próxima gran estrella de las seis cuerdas, se ha mostrado constantemente reacio a portar un estandarte así, que solo limita sus posibilidades artísticas. En ese contexto podemos entender su tercer disco, “This Land”, un robusto mix de las grandes herencias afroamericanas de la música pop: las infaltables guitarras bluseras, una veta pop que mezcla soul, R&B y el pulso marcado del rap, a las que le suma letras sentidas, que combinan el amor y las historias personales con la rabia desatada ante un racismo que se manifiesta con inusual ferocidad en la era de la posverdad y los populismos de ultraderecha.

«Es acerca de ser negro en América. Y en el sur». Así se refiere Gary Clark Jr. al track que da nombre y partida al álbum, y que difícilmente será superada en 2019 como la canción de rock más potente del año. Sabemos que la canción política no es el fuerte ni el componente esencial del rock, por eso, cuando ocurren genuinos encuentros como el que cristaliza ‘This land’, no queda más que detenerse y dejarse interpelar por un poco de la verdad de un guitarrista negro en el sur de Estados Unidos, que respira el racismo diariamente en su propio barrio. Como contó hace poco a Rolling Stone, esta canción surgió luego de un desagradable encuentro con su vecino –estereotipo del hombre blanco estadounidense– en su parcela de Austin. En plena discusión, éste le soltó sin tapujos: «Tú no vives aquí. No hay forma de que tú vivas aquí. ¿Quién es realmente el dueño de este lugar?». La respuesta de Clark Jr. no pudo ser más contundente: «Fuck you, I’m America’s son / This is where I come from».

Luego, el álbum se abre al pegajoso pop de ‘What about us’ y de la reggae ‘Feelin’ like a million’, el soul y el R&B de ‘I got my eyes on you’ y de la hermosa ‘Pearl cadillac’ –donde el músico hace gala de un sentido falsete que es imposible no emparentar con Prince–, y también hay espacio para el rock ‘n roll clásico en ‘Gotta get into something’. El Chicago blues llegó por accidente: luego de una fractura en su mano derecha –que lo afectó emocionalmente de forma profunda–, compuso ‘Dirty dishes blues’ usando la técnica clawhammer, en la cual la mano toma la forma de una rígida garra que permite tocar de forma más rítmica y sin el uso rápido de los dedos.

“This Land”, pese a ser más extenso de lo necesario, consolida la visión artística de Gary Clark Jr. como un músico de visión periférica y panorámica, que siente la necesidad urgente de salir de su zona de confort. «Me gusta Quincy Jones. Me gusta Stevie Wonder. Me gusta Ray Charles. Me gustan los arreglos de Cab Calloway. Me gustan los puentes, los pre-coros. Eso es algo a lo que no había puesto atención antes».  Su mención al productor detrás de álbumes como “Off the Wall” o “Thriller” no es trivial: Clark Jr. anda en búsqueda de la perfección del formato canción, y en “This Land” parece estar bastante cerca de encontrarlo.

Felipe Godoy





Tags



Ultimos Contenidos

Rock

{{ x.type }}

{{ x.title }}

{{ x.created }}