Home rock > Live reviewS > 2011 > Stoner Fest 2011: KYUSS LIVES – YAJAIRA – HIELO NEGRO.

Stoner Fest 2011: KYUSS LIVES – YAJAIRA – HIELO NEGRO.

Sobredosis de riffs

2011-11-119



Teatro Teletón
Viernes 11 de Noviembre de 2011

Para los entusiastas y fans del rock pesado de vieja escuela este 11 de Noviembre será un día inolvidable por dos razones fundamentales: una fue el anuncio de la reunión de la encarnación original y clásica de Black Sabbath a mediados de la tarde, y la otra llegó con el fin de día, mientras la Selección nacional de fútbol sucumbía estrepitosamente en el Estadio Centenario de Montevideo, cuando se abrían los fuegos para el Stoner Fest cuyo plato fuerte traía a la banda que dio forma definitiva al estilo a comienzos de los ’90, con un sonido que de tan arcano, sencillo y polvoriento, fue algo completamente fresco, original e inspirador: Kyuss.

Eran las 20 horas en punto cuando, ante un Teatro Teletón con muy pocos asistentes, Hielo Negro comenzaba con la fiesta, con un set medido y equilibrado que comprendió un paseo por toda su discografía en poco más de media hora de set. El show entregado por los patagónicos fue de excelente nivel, haciendo notar la banda el entusiasmo por compartir cartel con una de sus grandes influencias. La batería de Pinpon fue un reloj de precisión, sobre la cual los riffs y solos de Chelo serpenteaban  con su ronco e hipnótico tono de fuzz, y el bajo de Matías apuntalaba con potencia, solidez  y seguridad, mostrando a una banda que pese a su reciente cambio de lineup se muestra siempre afiatada y consistente. De muy buena nota.
Tras Hielo Negro, fueron los reverenciados Yajaira quienes tomaron el testimonio con otro set muy equiibrado, que en casi 40 minutos dio el espacio justo para todos los discos que la banda ha editado en su extensa historia iniciada en 1995. Los temas nuevos –muestras del próximo disco de estudio del cuarteto-, pese a denotar una dirección cercana a terrenos más metal, no han dejado de tener ese sabor tan particular que ha hecho de Yajaira una de las bandas de culto de la escena local. Un sabor que no tiene prejuicios en transitar por terrenos más psicodélicos y shoegazer, con un resultado completamente atrapante y sin perder peso.

Poco después de las 21.30 hrs, y tras una introducción de ruidos de guitarra, el inconfundible riff del clásico ‘Gardenia’ avisaba el comienzo de la descarga de los hijos predilectos del sol rojo de Palm Desert. Kyuss Lives comenzaba su idilio con el territorio nacional y la fanaticada fue muy generosa en su aprobación a lo que la banda entregaba desde el escenario. Un sonido que no experimentó mayores baches fue el mejor aliado del cuarteto, que sacó provecho de esto para entregar tema tras tema una muestra de fiato, confianza, peso, potencia y gusto interpretativo que marcó a cada uno de los asistentes, que a estas alturas ya llenaban el recinto. Era impresionante sentir en el pecho el poder del bajo de Nick Oliveri –muchos querían ver a Scott Reeder, pero Oliveri compensó el virtuosismo de menos con una solidez pétrea y un conocimiento cabal sobre su bajo-, o el golpe atronador de Brant Bjork en la batería, junto a los riffs de guitarra responsabilidad del belga Bruno Fevery, de un sonido muy similar al original conseguido por Josh Homme, pero con un poco más de ataque de uñeta - el cual se sentía claro a través de los amplificadores- y una levedad menos de espesor.

Respecto a John García, el cantante se mandó un show de antología, cantándoselo todo, dominando a la audiencia con carisma y actitud, pese a ser muy poco comunicativo entre temas, pero entregando muchas salidas de libreto muy acertadas en distintos temas, como los agudos imposibles que logró en ‘Freedom Run’. El fiato instrumental también fue un punto donde Kyuss Lives obtuvo una calificación sobresaliente: la base rítmica de Oliveri y Bjork funcionó como un motor perfectamente aceitado, y la guitarra de Fevery  redondeó esta perfección con una performance muy apegada a la original, pero tocada con solidez y profesionalismo a toda prueba.

En lo referente a set, Kyuss entregó un show donde, al igual que en el resto de su gira, se dio un énfasis particular a los álbumes “Blues For The Red Sun” y “Welcome To Sky Valley” con 16 temas y algo más de 100 minutos sobre el escenario. Clásicos como ‘Hurricane’, ‘One Inch Man’, ‘Supa Scoopa and Mighty Scoop’, ‘Odyssey’, ‘El Rodeo’ o el cierre ‘Green Machine’ alternaron con cortes menos esperados pero que también sorprendieron muy gratamente al público, como ‘Thumb’, ‘100º’, ‘Conan Troutman’, ‘Spaceship Landing’, ‘Allen’s Wrench’ o las instrumentales ‘Asteroid’ y ‘Molten Universe’, todos temas frente a los cuales hubo una respuesta muy entusiasta. Aún así, la omisión de temas como ‘Thong Song’, ‘50 Million Year Trip’, ‘Demon Cleaner’, ‘Fatso Forgotso’  o ‘Phototropic’  puede haber llegado a ser dolorosa para algunos de los más fanáticos.

En resumidas cuentas, se trató de un espectáculo de sonido impecable, una puesta en escena muy sobria, que en ese plano, me aventuro a especular, dejó satisfechos a todos los asistentes. No obstante, esta mancha no alcanzó a enturbiar una jornada que para muchos será inolvidable y uno de los grandes conciertos de este fructífero 2011.

Pedro Ogrodnik C.
Fotos: Ignacio Gálvez

Setlist:
Gardenia
Hurricane
One Inch Man
Thumb
Freedom Run
Asteroid
Supa Scoopa and Mighty Scoop
Conan Troutman
Odyssey
Whitewater
El Rodeo
100º

Encore
Molten Universe
Spaceship Landing
Allen’s Wrench
Green Machine.

Sección Banda Contenido relacionado
Articulos KYUSS LIVES: AúN HAY VIDA EN EL DESIERTO
Biografia YAJAIRA
Cdaxis YAJAIRA Vuelve a Arder
Entrevista JOHN GARCÍA La voz del rock desértico
Noticia EXCLUSIVO: ESCUCHA SINGLE DE HIELO NEGRO
Live Review YAJAIRA Las señales fueron entregadas
+ Relacionados

 

Nombre


*Requerido

Email


*Requerido (No será publicado)














   


Utiliza las últimas versiones de los navegadores Firefox | Chrome | iexplorer para una mejor experiencia en la web.