Home vanguardia > articulo > Recordando a EDUARDO “GATO” ALQUINTA a 10 años de su muerte

2013-01-1514

Recordando a EDUARDO “GATO” ALQUINTA a 10 años de su muerte


Es como si fuera ayer, cuando todo el mundo quedó choqueado con la noticia de la muerte de Gato Alquinta. Su partida a los 57 años fue prematura. No sólo por la edad que tenía, sino que, sobre todo, por la energía creativa y las ganas de investigar las raíces, que aún conservaba intactas. Antes de su muerte, estaba estudiando con los lonkos mapuche, la tradición del canto a capella. Paradójicamente, las imágenes de ese encuentro, dos meses antes de su muerte, son las últimas que se conservan del músico. 

 
Gato Alquinta falleció de un ataque al corazón en una playa de Coquimbo el 15 de enero de 2003 y, poco a poco, la fuerza de su legado, lo fue transformando en una figura popular del que, incluso, se hacen mandas y prenden velas. Eso era justamente lo que Gato quería en vida, entrar en lo popular, entendido en el más profundo sentido. El rescate de lo que somos, de nuestro pasado, de nuestra identidad. 
 
Para Alquinta, según él mismo confesaba, todo el cariño y devoción que la gente le expresaba, era una paga más que suficiente para seguir adelante. “El sentimiento popular es lo que trasciende finalmente a través de los tiempos”, nos decía Gato en una entrevista a Rockaxis.
 
Toda su biografía, fue de exploración y aventura, tanto en lo vivencial como en lo musical. Muy joven partió a recorrer Sudamérica, se impregnó de diversos aprendizajes musicales y cosmovisiones originarias del continente. Volvió a Chile y la historia de los High Bass terminó, para comenzar un sendero mucho más pedregoso y alucinante: Los Jaivas. 
 
Fue un proceso lento. Llegaron a explorar el estado más primitivo de la música. Percusiones tribales, ruidismo y experimentación, con una actitud cercana a lo belicoso. Famosa es la diatriba que lanzó Alquinta, cuando veía que los asistentes se retiraban del acto de Los Jaivas, en el marco del “Primer Festival de Música de Vanguardia”. La clásica arenga del Gato enfurecido, que está documentado en el box set, “La Vorágine”: “¿No vinieron a un Festival de Vanguardia ahh?  ¿Música de vanguardia querían los hueones?”. Un camino vertiginoso para lo que, rápidamente, se convertiría en la voz propia y estética musical inquebrantable de la banda por décadas. 
 
 
 
 
Cuando murió Alquinta, hice una noticia, que entendía su deceso como el fin de Los Jaivas. Algunos reaccionaron y no les pareció que enterrara al grupo antes de tiempo. Al final, ellos tuvieron la razón. Pero mi propósito no fue de ninguna manera mal intencionado. Todos los integrantes originales del grupo, son únicos y geniales en sus respectivos instrumentos. Sólo me pareció que en Los Jaivas, el ímpetu creativo y musical de Gato, sería imposible de suplir. Concédanme al menos, que ha sido difícil y muy difícil.
 
Guitarrista fino y certero, gran creador de melodías y solista con estilo propio. Eso sin contar con las armonías instrumentales con los hermanos Parra, su dominio de una gama impresionante de instrumentos latinoamericanos y, tal vez más importante, su papel en la voz principal y en las melodías de las canciones. 
 
Los Jaivas siguen adelante y, como siempre, es un lujo ir a verlos tocar en vivo. Pero invariablemente se extraña la llama incandescente que Gato Alquinta tenía en su interior. Su legado abrió vastos territorios en la música. Su figura ya no es humana. Es un soplo, una leyenda eterna, una animita en un pueblo escondido de nuestro país, esperando por sus fieles.
 
Héctor Aravena A.- 
Sección Banda Contenido relacionado
Cdaxis VARIOS ARTISTAS Homenaje A Los Jaivas
Dvdaxis LOS JAIVAS Obras Cumbres
Entrevista 50 AñOS DE LOS JAIVAS: DESDE EL CENTRO DE LA TIERRA HACIA EL UNIVERSO Entrevista con Mario Mutis
Noticia LOS JAIVAS SUSPENDEN CONCIERTO SINFóNICO
Live Review LOS JAIVAS Una institución indisoluble
+ Relacionados

Nombre


*Requerido

Email


*Requerido (No será publicado)












 Haneke
January 15 2013






   


Utiliza las últimas versiones de los navegadores Firefox | Chrome | iexplorer para una mejor experiencia en la web.