El plan de conquista de Kisspanic

Un proyecto preparado en Estados Unidos con sabor chileno

Kisspanic parece estar en el lugar y momento adecuado. Justo cuando la música latina se toma el protagonismo de la industria del hemisferio norte, aparece este colectivo que tiene base de operaciones en la zona de Los Angeles, pero con impronta chilena. Con su debut bajo el brazo y una interesante serie de shows, el presente del trío se ve brillante.

"Me fui a estudiar a Estados Unidos. Después trabajé por dos años, y echaba mucho de menos tocar en vivo, tener una banda. Estaba tanto en el estudio por lo que requería mi trabajo, que empecé a sentir el bichito. Ahí pude conseguir a estos dos músicos y empecé a concretar el álbum. Fue en un momento en que ya estaba trabajando en las series, en la televisión, en cine. Me dieron ganas de volver al origen", explica Rudi Meibergen, quien lideró Weiza durante varios años antes de emigrar a Norteamérica e iniciar una interesante labor, participando en la música de series de HBO, Netflix y FX.

- Sin duda estabas en una labor importante, pero deseabas hacer lo tuyo.
- Traté de tener otro proyecto que no funcionó porque no era mi estilo de música. Eso me dio el aprendizaje de elegir mejor con quién quería trabajar. Me costó encontrar dos personas con las que tuviese tanta química.

En vez de sumirse en la decepción, Meibergen pujó hasta encontrar a los compañeros ideales, Fer Fuentes -baterista chilena de gran trayectoria, relacionada con Mamma Soul y Banda en Flor- y Thomas Rojo. Esta sociedad se puede escuchar en “Stereotape”, su álbum debut. “La dinámica es distinta. En Weiza éramos amigos desde chicos, éramos más amigos que colegas. A mis compañeros de ahora los conocí a través de la carrera, de la profesión. La Fer había trabajado conmigo en Chile antes. Entonces, el trato al principio era súper profesional. Igual se sentía un poco raro, porque en una banda tú quieres pasarlo bien”, comenta el músico sobre la formación.

- Da la impresión de que el álbum es algo más personal que colectivo.
- Yo escribí las canciones, porque si yo no apretaba el acelerador es difícil armar una banda y que todos estén apasionados. Di el puntapié inicial para que los chiquillos se entusiasmaran, y poco a poco se han ido soltando y hemos formado una relación más de una amistad. Se siente más como una banda, pero partió más como un proyecto solista.

- Las canciones parecen ser elaboradas pensando en el público anglo, pero que guarda la sonoridad de tus orígenes, ese componente latino.
- Son las influencias que yo tenía desde chico, por cómo me crié y formé musicalmente, escuchando mucho folclor latinoamericano. Hay también influencias de la Bersuit, La Vela Puerca, Los Tres. Entonces, como que había este rock latinoamericano que estaba impregnado, es mi esencia. Y eso se siente a la hora de componer y de frasear. Me han dicho que algunas palabras las canto como chileno, me como la "s" de repente. Eso no es consciente, fluye así. En algún momento, en algunos proyectos en los que participé en Estados Unidos trataba de omitir esa parte latina. Pero esto era lo que me nacía y este es un proyecto 100% honesto. Entonces, volví a eso, a lo que estaba haciendo con Weiza, que tiene toda esta influencia latinoamericana, como de cantautor. Y se siente en el disco.

- Su ritmo de presentaciones dan a entender que de a poco van formando una fuerte base de fanáticos. Sus canciones han gustado…
- O sea, tienes que hacer lo que te nace, porque la cosa puede ir pa cualquier lado. Incluso tú puedes marcar pauta. Y eso fue lo que me pasó en Estados Unidos, como que mi identidad, que decidí potenciar. Y para ellos es muy atractivo. Hay un crecimiento importante sobre la recepción de los artistas latinos en Estados Unidos. Sobre todo en California y Nueva York. Llama la atención por la cantidad de posibilidades que se les está dando, la gente que llevan. Cada vez hay más latinos en Estados Unidos y yo creo que la cercanía con México, con Tijuana, hace que todo esté más mimetizado, mezclado. Yo creo que los artistas latinos en este momento, sobre todo en California, tienen mejores opciones que nunca. Lo mismo en otras industrias como el cine, en que ves que los premios Oscar se los llevan los mexicanos. Eso no pasaba hace diez años. Hay una apertura por el español, nosotros estamos sonando en varias radios de allá.

- ¿Hay planes de venir a presentar el proyecto a Chile?
- Hay gente que nos ha pedido venir a tocar, sobre todo los fans de Weiza, que quieren saber en qué ando. La Fer es chilena, le encantaría también. Pero estamos viendo qué posibilidades hay. En una de esas venir a algún festival. La intención está.

Jean Parraguez





Tags



Ultimos Contenidos

Chile

{{ x.type }}

{{ x.title }}

{{ x.created }}





Tendencias