contenidos multimedia
radio rock,metal y vanguardia

Tasmania

Pond

Tasmania

2019. Marathon Artist

Tan solo pasaron dos meses entre el repentino anuncio de “Tasmania” y su publicación a inicios de marzo. Y su aparición fue oportuna ante la marea de nuevos discos que ha traído este 2019. El octavo álbum de Pond –en una década de vida– está compuesto por diez canciones lisérgicas y atmosféricas, que van construyendo un colorido universo en donde descansa el rock psicodélico de nuestros tiempos. A su vez, invitan a un viaje extravagante con estas orquestas de ensueño. En esta percepción, mucho tiene que ver Kevin Parker, arquitecto de Tame Impala (banda que cobijó al bajista Nicholas Allbrook, y de la que aún es miembro el baterista Jay Watson) y que oficia de productor del disco.

“Tasmania” puede considerarse como una continuación de su anterior trabajo, “The Weather” (2017), donde se vuelcan hacia el uso protagónico de sintetizadores, junto a vibraciones sónicas que se expanden y contraen, definiendo así su propio estilo. Inevitablemente, tiene recursos que remiten a la inconfundible creatividad e imaginación de Parker, aunque esta vez es posible escuchar a los australianos con sólidas credenciales. Expresivos, y con Allbrook demostrando ser un frontman que está a la altura del desafío, demostrando que pueden ser un proyecto con altas expectativas. La calidad de producción es sublime, y se refleja en estas melodías hipnóticas, que a ratos también muestran el influjo de David Bowie y Prince; como en ‘Daisy’, el track uno y, a su vez, la canción más pop o accesible del disco. La influencia de los 70, de engranajes progresivos y ritmos funky presentes en ‘Sixteen Days’ es un punto culminante. Se destaca también esa pesada y alargada serenata cósmica y psicotrópica de ocho minutos que es ‘Burnt Out Star’. Y hacia el final, ‘Doctor's In’ anuncia el cierre con una cuenta regresiva a cargo de las percusiones y una línea de bajo predominante –que recuerda a los primeros Pink Floyd–, en la que sobresale la voz –cargada de tristeza– como no lo hace en todo el disco.

Como siguiendo un hilo conceptual en sus letras, “Tasmania” alude a temáticas contingentes como la discordia planetaria y el machismo. O, sin ir más lejos, cuando Allbrook da a conocer su ideología cantando “So you got political / Can you speak on that? / I didn't get political / I just faced the facts / Is it critical we react?” en ‘Hand Mouth Dancer’, frases que fluyen filtradas sobre beats digitales y de ensueño. En general, Pond trabaja así la psicodelia, usando diferentes formas de experimentación que les permiten pedaleras de efectos y sintetizadores. Así crearon “Tasmania”, un álbum de profundas capas que evoca la conciencia ambiental, social y política en sus lúcidos paisajes sonoros. Bienvenidos al viaje.

Fernanda Schell





Categorias de contenido

Tags



Categorias de contenido

Ultimos Contenidos

Rock

{{ x.type }}

{{ x.title}}

{{ x.title }}

{{ x.created }}





Categorias de contenido

Tendencias




-->