La experiencia policromática de Baroness

Intensidad y emoción a flor de piel

Viernes 21 de junio, 2019
Club Blondie


El término “policromático” significa tener a disposición varios colores y es una palabra que podemos encontrar en muchas disciplinas, como la física, la biología y el arte. En un sentido figurado, podríamos decir la música de John Baizley y los suyos encaja a la perfección con ese concepto, no solo por el arte de sus carátulas, sino que por la forma en que materializan su música en un espectáculo tan vistoso como el que dieron el pasado viernes 21 de junio en Blondie.

Baroness no es una banda que podamos asociar a un solo estilo, ya que la agresividad de sus comienzos ha ido mutando para abrirse camino en terrenos más amplios y melódicos. En cierta manera, se parece mucho a lo que ha pasado con Bagual, quienes transitaron desde el Stoner crudo de “I: Viento sur” (2014)  y “II: Viento norte” (2015), hasta llegar a las texturas más ambientales de “Nulla” (2017), una separación que se marcó muy bien en el directo, pero que de igual manera conformó una propuesta uniforme. A pesar de tener algunos problemas con la correa de su guitarra durante ‘Asamblea’, antecedida por el audio de la declamación del actor Luis Dubó, el frontman Francisco Yañez salió al paso para entregarlo todo y dejó espacio para que el guitarrista líder Ignacio Weiss asumiera parte de las vocales en ‘Amanecer’. Cerrando filas con el bajista Julián Inostroza y el baterista Alejandro Clavijo, demostraron que están en el punto justo de su ebullición con canciones  como ‘Funerales astrales’, ‘Mares’, ‘San Sebastián’ y ‘Fraters’, entregándose totalmente a la exploración. A juzgar por la energía de la ejecución y también por su capacidad para crear las atmósferas que se escuchan en los registros de estudio, los locales tienen todas las armas musicales para llegar más allá. La asamblea finalizó con una aplastante interpretación de ‘El Ojo de Dios’, único botón de muestra que va quedando de su debut, pero que refleja una decisión madura y habla de un combo que confía en los pasos que está dando para expandir su audiencia.

En ese sentido, la curatoría que unió los caminos de Bagual y Baroness fue más que acertada, ya que ambos clanes basan sus proyectos tanto en la perseverancia, como en la adquisición de nuevos sonidos. En el caso de los estadounidenses, el disco que lanzaron con solo una semana de distancia de su show en Chile es la evidencia de que no hay fronteras estilísticas que puedan detenerlos. Ya venían mostrando canciones nuevas hace varias fechas, pero su debut en Chile es la segunda con “Gold & Grey” ya en las estanterías del mundo tras el arranque del tour en México hace pocos días. Así las cosas, cortes como ‘Borderlines’, ‘I'm Already Gone’ o ‘Tourniquet’ agregaron distintos pigmentos a un setlist que en lo musical dio amplia cancha para que cada uno de los protagonistas aportara con su especial semblante a un cuadro provocativo. Sebastian Thomson cautivó con sus maniobras en la batería, acentuando su exquisito talento para sostener cada corte con un feeling de miedo, distinguiéndose con su ritmo en la instrumental ‘Can Oscura’  y como no, en el blast beat de ‘Seasons’. El firme Nick Jost alternó durante toda la noche entre el bajo y el sintetizador según se necesitara, e intercambiaba miradas con sus compañeros disfrutando cada instante, convirtiéndolo en un jugador fundamental del equipo como creador de parajes auditivos muy elegantes.



Si bien, no tenemos un punto de comparación con las formaciones anteriores en el directo, el funcionamiento de esta configuración es tan sobresaliente que debería mantenerse el mayor tiempo posible. La concordancia entre Gina Gleason y John Baizley fue la sustancia vital de una presentación destinada a generar emociones fuertes, desde los riffs cabalgantes de ese verdadero western sonoro que es ‘A Horse Called Golgotha’, hasta la precisión de los solos de la ascendente ‘The Gnashing’. La magnificencia de los coros titánicos de ‘Morningstar’ o ‘Shock Me’ parecieron siempre haber estado pensados para la guitarrista y fue un lujo constatar que en tan poco tiempo se ha transformado en la quinta esencia del agrupación. Completando la baraja está el imponente Baizley, quien despachó una aguerrida puesta en escena de movimientos bruscos y variada gesticulación para complementar sus profundas letras. Proyectó momentos realmente conmovedores en ‘Eula’, sacó lágrimas a varios en ‘Chlorine & Wine’, utilizó su guitarra cuál pincel para colorear instantes bellos en ‘Green Theme’ y su voz se hizo una con el público en cada palabra de ‘March to the Sea’, ‘Isak’ o ‘Take My Bones Away’, los puntos altos de la jornada con una Blondie en llamas.

Además de sus impresionantes atributos musicales y de la vibra que generan en vivo, la caleidoscópica actuación de los de Savannah, Georgia hace pensar en una banda que ha sobrevivido a momentos duros y ese talante les permite revelarse ante la vida monocromática. Gracias a una bullente velada, quedó claro que tanto los nacionales como los internacionales van por el camino correcto, a pesar de los cambios enfrentados. Nota aparte para una fanaticada que atendió de buena gana a lo planteado por Bagual en una primera instancia, y se desbandó en lealtad hacia Baizley y los suyos, con el clásico “olé, olé, olé Baroness” o “Baroness, dale, Baroness” en modo fútbol, deporte que no es del estilo de Baizley, pero que de todas maneras propició la llegada de una camiseta de La Roja en su micrófono. La devoción fue tal que el gigante sólo se limitó a decir: “Ustedes son más del 50% de la energía de este show. Nosotros podemos tocar excelentemente, pero sin ustedes esto no sería posible”. Y es que lo de Baroness fue una experiencia policromática, la luminosidad de su catálogo cimentó un concierto físico que llegó hasta las entrañas y las tiñó con los colores vivos del arte más conmovedor. Haciéndole honor a la letra de 'Shock Me', nos sacudieron. Eran la sorpresa que necesitábamos.

Pablo Cerda
Fotos: Juan Pablo Maralla


Revisa la galería de imágenes aquí.



Tags



Ultimos Contenidos

Rock

{{ x.type }}

{{ x.title }}

{{ x.created }}





Tendencias