radio rock,metal y vanguardia

Scorpions + Whitesnake: La fábula de la serpiente y el escorpión

Impresionante muestra de rock clásico en Chile

Scorpions + Whitesnake: La fbula de la serpiente y el escorpin

Lunes 7 de octubre, 2019
Movistar Arena


Un show de fábula rockera fue el que se vivió anoche en un abarrotado Movistar, lugar que vio el regreso de dos legendarias instituciones que a pesar del paso de los años, siguen siendo letales en su oficio y que nos revelan que en el Rock es donde se encuentra la verdadera fuente de la eterna juventud. Solo bastaba ver la energía, la entrega y la pasión desplegada por David Coverdale (68), Tommy Aldridge (69), Klaus Meine (71), y Rudolph Schenker (71), todos en una óptima condición física, para darse cuenta que la música pesada es el antídoto para vencer a la edad y que a punta de guitarras y hits inmortales, la edad cronológica es solo un número estadístico que no refleja para nada la edad del alma y del espíritu, sobre todo cuando el arte se entrega con amor para hacer feliz a grandes y chicos.

Whitesnake: de carne y sangre

Con la intro de ‘My Generation’ de The Who sonando de fondo, una avasalladora ‘Bad Boys’ fue el acto de apertura de Whitesnake, e una metálica versión extendida que desde el primer segundo contó con un sonido perfecto en volumen y definición y donde de inmediato pudimos presenciar una verdadera cátedra de frontman, con un David Coverdale que literalmente se adueñó del escenario para mostrar todo el oficio, carisma y brillo que sólo los grandes poseen. Incluso su voz se vio en bastante mejor estado que en anteriores visitas y no le hizo el quite a atacar varias veces sus agudos. ‘Slide It In’ y ‘Love Ain’t No Stranger’ fueron los primeros clásicos antes de presentar material de su nuevo disco “Fleash & Blood” editado a comienzos de año, del cual sonó una muy efectiva y contundente ‘Hey You (You Make Me Rock)’ para seguir con otra del “Slide” la genial ‘Slow An’ Easy’ y presentar otra nueva en la forma de la potente ‘Trouble Is Your Middle Name’ que, hay que decirlo, suenan muy bien en vivo, con mucho cuerpo y arrope gracias a la tremenda categoría de la banda que acompaña a Mister Coverdale.

Reb Beach (Winger, Dokken) y Joel Hoekstra (Night Ranger, TSO, Cher), se apoderan de la escena con un fantástico duelo de solos, dos guitarristas que brillan toda la actuación, no sólo por su depurada técnica (sobre todo Beach y su endemoniado shredding), sino también por la simpatía y carisma que le contagian a la audiencia, labor que también realiza el italiano Michele Luppi (Vision Divine), desde sus teclados, quien al igual que todos en la banda (con excepción de Aldridge en batería), realizan excelentes coros de apoyo en la labor vocal de Coverdale que regresa a escena para dejarnos caer otra nueva como ‘Shut Up & Kiss Me’ la que da paso a ese siempre brutal y contundente solo de batería de un maestro de todos los tiempos: el inmenso Tommy Aldridge que se mantiene en una forma física excepcional no solo golpeando con una exquisita técnica su enorme y hermosa Yamaha, sino que también con una fuerza y contundencia que ya se quisiera un veinteañero. La parte del solo donde arroja sus baquetas y golpea solo con sus manos siempre saca una ovación y es que aunque se haya visto muchas veces ese número, siempre termina impresionando.

Scorpions + Whitesnake: La fábula de la serpiente y el escorpión

Con el regreso de Coverdale a escena la segunda parte del show fue totalmente afiebrado, a punta de hits inmortales: ‘Is This Love’ (canción que originalmente Coverdale y el guitarrista John Sykes habían compuesto para Tina Turner, pero que por suerte dejaron para el álbum “1987”), ‘Give Me All Your Love’ en una versión extendida que siempre pone al público a cantar, ‘Here I Go Again’ otro himno para la eterna juventud, ‘Still of the Night’ siempre feroz y abrasiva y con un Coverdale absolutamente poseído haciendo contacto visual con el público y dejándolo en su mano, para cerrar con una aplastante ‘Burn’ de su etapa en el púrpura profundo y que literalmente hizo arder a todo el público que repletó el Movistar, dejándonos la imagen de que Coverdale y Whitesnake hay todavía para un rato más y donde en una reciente entrevista Joel Hoekstra dijo que ya tenían bastantes canciones para un próximo disco. Coverdale es de esos frontman y cantantes que ya no salen, es historia viviente del rock, una leyenda por derecho propio y verlo esta noche dictando una verdadera clase magistral de cómo hacer su trabajo sobre un escenario, es simplemente un privilegio para atesorar por el resto de la vida, y si a eso le sumamos una banda estelar, lo de la serpiente blanca fue un show reptante, seductor, sexy pero a la vez letal y contundente. Notable.

Scorpions: Aún hay veneno en ese aguijón

Tras el cambio de equipos de rigor, un enorme escenario de dos pisos y con un efecto 3D producido por la enorme pantalla del fondo, las leyendas de Hannover, la banda alemana de rock más exitosa de la historia, saltaron al plató sencillamente a darlo todo configurando un show entretenido, efectivo y también muy emotivo. Con esa nueva sangre y energía proporcionada desde las alturas por el tremendo Mikkey Dee (King Diamond, Don Dokken, Motörhead), el blondo sueco sigue tocando con la misma fuerza y brutal pegada de cuando estaba en la banda del recordado y querido Lemmy. El show partió sonado casi perfecto desde ‘Going Out with a Bang’, donde a los técnicos solo les tomó un par de minutos para ajustar todo y que aquello rozara la perfección. Y cuando la banda deja caer canciones históricas del calibre de ‘Make It Real’, ‘The Zoo’ y la instrumental ‘Coast To Coast’, es imposible resistirse al venenoso encanto del escorpión sobre todo cuando ves que veteranos de mil batallas como Klaus Meine (que aún conserva un notable nivel de voz) y Rudolf Schenker salen a darlo absolutamente todo al escenario con un nivel de ganas, pasión y entrega, que de verdad resulta conmovedor hasta la médula; una pasión que contagia y hace reflexionar del por qué amamos tanto esta música y de la lealtad a toda prueba que el público le profesa a este estilo. Lo mismo corre para un “joven” Matthias Jabs (63), que también con sus icónicas posturas y su sonrisa siempre presente, deleita al público con su pulcra y prodigiosa digitación.

Con tantos buenos discos en toda su carrera como “Humanity: Hour I” (2007), “Face The Heat” (1993), y “Savage Amusement” (1988), por solo nombrar unos cuantos, la única crítica velada que se le puede hacer al show es que la banda prácticamente presento un setlist con calco al de su última vista. La verdad es que la banda tiene tantos himnos y hits calados, que sería hermoso tener la oportunidad de escuchar algunos temas poco habituales, pero de todas formas, lo anterior no empañó el hecho de que el show se vivió como una fiesta y todo el mundo se veía feliz, que al final de la jornada, es lo que mas importan cuando se asiste a un concierto de rock: ser feliz.

Scorpions + Whitesnake: La fábula de la serpiente y el escorpión

Tras el medley de temas de los 70 cuando el grupo tenía un toque progresivo y sicodélico producto de la presencia del gran Uli John Roth en sus filas, vino la instrumental ‘Delicate Dance’ para el lucimiento de Jabs, momento en que Meine y Schenker se toman un descanso, para volver a encarar la segunda parte, donde brilló la emotiva ‘Send Me An Angel’ en versión acústica con toda la banda ocupando el cabezal del escenario que ingresaba varios metros dentro de la cancha, para seguir con la infaltable ‘Wind of Change’ cantada por todo el mundo, la festiva ‘Tease Me, Please Me’ y luego el solo de la batería voladora de Dee que realiza a 10 metros de altura, para rematar la faena con esos ladrillos en la cabeza que son ‘Blackout’ con la genial guitarra con tubo de escape humeante de Schenker, ‘Big City Nights’ (con notable punteo del mismo Schenker), y el bis con la madre de la power ballads y la inmortal ‘Still Loving You’ con Meine y Schenker adueñándose del tema, para cerrar todo con la masiva y coreada ‘Rock You Like A Hurricane’, concluyendo 90 minutos cargados de adrenalina y emoción. En la despedida el mismo Rudolph dijo que volverían pronto e incluso ya ha mencionado que se pondrán a trabajar en un nuevo disco de estudio, por lo que esperamos ese regreso con nueva música y ojalá un setlist completamente renovado, porque lo de Scorpions fue en un nivel tan alto que eso siempre deja con ganas de más, mucho más. Sin duda fue otra noche de inolvidable gloria rockera, con dos bandas legendarias que nos demostraron que los grandes dinosaurios siguen dominando la tierra.

Cristian Pavez
Fotos: Peter Haupt


Revisa la galería de imágenes del espectáculo en este enlace.



Categorias de contenido

Tags



Categorias de contenido

Ultimos Contenidos

Rock

Noticias

Jorge González y las manifestaciones en Chile: ''Sigan luchando''

Jorge González y las manifestaciones en Chile: ''Sigan luchando''

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Rock

Noticias

Nada Surf anuncia su noveno álbum de estudio

Nada Surf anuncia su noveno álbum de estudio

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Rock

Noticias

''Star Wars: The Rise of Skywalker'': comenzó la venta anticipada de entradas

''Star Wars: The Rise of Skywalker'': comenzó la venta anticipada de entradas

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Rock

Noticias

Streaming: ''A Night at the Opera'' de Queen cumple 44 años

Streaming: ''A Night at the Opera'' de Queen cumple 44 años

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Rock

Noticias

Niña Coyote eta Chico Tornado visitará Chile con shows en Santiago y Concepción

Niña Coyote eta Chico Tornado visitará Chile con shows en Santiago y Concepción

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Rock

Noticias

Courtney Love lanza una nueva canción

Courtney Love lanza una nueva canción

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Rock

Noticias

Martin Barre y Barriemore Barlow vendrán a Chile celebrando el legado de Jethro Tull

Martin Barre y Barriemore Barlow vendrán a Chile celebrando el legado de Jethro Tull

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Rock

Noticias

Concierto de The Offspring en Chile se realizará en marzo del 2020

Concierto de The Offspring en Chile se realizará en marzo del 2020

Jueves, 21 de Noviembre de 2019