David Torn/Tim Berne/Ches Smith

Sun Of Goldfinger

2019. ECM
 
David Torn siempre ha sido una rareza en el contexto de la órbita de los guitarristas de jazz. De partida, debiéramos preguntar si realmente es un músico de aquel género. “Sí y no” podría ser la respuesta, como sucede con creadores que sobrepasan los márgenes de estilos y tendencias. Descrito como un guitarrista texturial, Torn es un experimentador electrónico (loops), compositor, improvisador, músico de sesión, escritor de bandas de sonido y productor que, desde hace décadas, viene editando la mayoría de sus discos con el prestigioso sello ECM: “Cloud About Mercury” de 1987, “Polytown” de 1994 (con Mick Karn y Terry Bozzio), “Prezens” de 2007 y “Only Sky” de 2015, son algunos de sus álbumes destacados.
 
“Sun of Goldfinger” es el primer disco que lo muestra con su trío de improvisación, que lo completan los también importantes instrumentistas, el saxofonista Tim Berne y el baterista Ches Smith. Juntos desarrollan tres largas piezas que van entre los 22 y 24 minutos de duración y que pasan por distintos estadios sonoros, no solo forjados con la guitarra eléctrica con los más diversos efectos, el saxo y la batería, sino que también, con aportes de teclado, procesos electrónicos, loops en vivo, percusiones y un cuarteto de cuerdas que aparece en una de las pistas.
 
El resultado es un álbum de una amplia y rica variedad de timbres, que comienzan a surgir en la apertura ‘Eye Meddle’, con numerosos sonidos atmosféricos, en los que de a poco, el saxo de Berne hace su entrada subiendo y subiendo en intensidad. Los primeros diez minutos son de un ambiente de tensa tranquilidad, que de pronto se rompe con la irrupción de la batería, que es la superficie para los arranques improvisatorios del saxo y la guitarra, a la que Torn es capaz de sacarle sonidos múltiples, por momentos, incluso, convirtiéndola en un verdadero theremin. El tema cierra su ciclo, regresando a la ambientalidad del principio. 
 
En ‘Spartan, Before It Hit’ se les une al trío base, el tecladista Craig Taborn –antiguo colaborador de Torn-, los guitarristas Mike Baggetta y Ryan Ferreira y el Scorchio Quartet, integrado por Amy Kimball y Rachel Golub en violín, Martha Mooke en viola y Leah Coloff en chelo. La sonoridad de inmediato es distinta, pues la pieza comienza con las cuerdas, el piano y el saxo, entregando un sentido acústico, que contrasta con la tormenta eléctrica de la anterior. Paulatinamente van entrando los demás instrumentos, que proyectan un sentido cinematográfico a la pieza. Sin embargo, al pasar de los minutos, la percusión –Smith está en el tanbou- unida a sonidos fragmentarios de distinta índole, la va transformando en algo mucho más tribal, agresivo y enigmático.
 
Finalmente ‘Soften The Blow’ regresa al trío original y al igual que la primera, es una composición espontánea, con cada uno de los músicos aportando su idiosincrática manera de enfocar el instrumento. Por ejemplo, Berne improvisa frenético con la caña, Torn genera variados ambientes con la guitarra y Smith hace detalles sincopados con los platillos y la caja. Tal como lo hacía Teo Macero con los discos de Miles Davis, en “Sun Of Goldfinger” hay un importante proceso de edición, que le va dando forma a un trabajo de enorme información sonora, que es sustancioso en texturas y de gran complejidad musical. 
 
*Lamentablemente no está disponible el audio del disco en ningún formato, así que dejamos el teaser oficial de ECM y una actuación en vivo de la banda, que no tiene relación con la música registrada en estudio.
 





Tags



Ultimos Contenidos

Vanguardia

{{ x.type }}

{{ x.title }}

{{ x.created }}





Tendencias