contenidos multimedia
radio rock,metal y vanguardia

Sabaton

The Great War

Sabaton

2019. Nuclear Blast

Coincidiendo con el aniversario de sus dos décadas de carrera como banda y de los cien años de la Primera Guerra Mundial, los suecos de Sabaton regresan con su disco más ambicioso y grandilocuente a la fecha, una novena placa conceptual basado en uno de los episodios más sanguinarios de la historia humana, La Gran Guerra que se llevó a cabo desde el 28 de julio de 1914 hasta el 11 de noviembre de 1918, ilustrada maravillosamente con una gran portada expandible.

Nunca antes Sabaton sonaron tan compactos y tan bien producidos como ahora, por lo que aquellos auditores ocasionales que nunca han conectado con la propuesta power metalera del quinteto, tienen ahora una, literalmente, explosiva oportunidad de hacerlo. La edición del álbum se presenta en tres formatos, la normal, la versión ‘Soundtrack’ con todos los temas orquestados de manera incidental tipo película y con la participación de Floor Jansen de Nightwish poniendo su voz soprano en una canción, y la versión ‘History’, lejos la más recomendada de todas, pues una expresiva voz femenina hace una pequeña narración antes de cada tema para contextualizar los detalles de los hechos. Funcionando como un radioteatro o un audiolibro, esta versión hará las delicias de todos los amantes de la historia porque las intervenciones de la narradora se fusionan muy bien con las canciones, logrando hacer de la placa un trabajo muy entretenido, fascinante y adictivo, que se devora y disfruta de principio a fin, como quien ávido lee sin parar las páginas de una gran obra literaria, aguantando la respiración ante los sucesos que se replican con cientos de imágenes sucesivas en la mente del lector, en este caso, del auditor.

Y lo cierto es que haciendo un paralelismo con la temática bélica, Sabaton vendría siendo una muy eficiente y compacta unidad de artillería, trabajan en conjunto para lograr el objetivo, tienen municiones de grueso calibre y nadie pretende ser el héroe en solitario, si no que juntos, conquistar y vencer. Y el resultado final puede ser letal. Joakim Brodén no es un vocalista virtuoso, pero su voz impregna la épica necesaria para lograr que las canciones suenen como verdaderos himnos marciales con excelentes resultados; Chris Rörland y Tommy Johannson (debut en estudio con la banda), poseen un arsenal de poderosos y explosivos riffs con la dosis precisa de melodía y agresión, y la base rítmica de Pär Sundström en bajo y Hannes van Dahl en batería, lo empujan todo con la fuerza aplastante de una división de blindados. Sabaton tiene una manera, una fórmula, un lenguaje y un nicho específico para entregar su propuesta, que en base a un trabajo constante y sin nunca rendirse, encontró la respuesta favorable de los fans y poco a poco están llegando arriba, cada vez de manera más masiva y transversal alrededor del orbe. Y puede que el tanque que sacan en su escenario lo hayan usado antes Kiss en la gira “Creatures Of The Night” o Iron Maiden en la gira “AMOLAD”, pero un viejo truco nunca pierde su efectividad más aún cuando está acompañado de buena música.

Y hablando de música, la mejor recomendación es sumergirse en los hechos y dejar que la imaginación nos lleve de vuelta a 1914, cuando La Gran Guerra impulsó el desarrollo tecnológico para crear nuevas y letales armas de destrucción como el tanque, temática de ‘The Future Of Warfare’ que abre el álbum de forma bombástica, explosiva y durísima, donde uno puede imaginar que el repiquetear del doble bombo son las ametralladoras calibre 50 que perforan los cuerpos de los soldados cayendo inertes como trozos de carne desgarrada. ‘Seven Pillars Of Wisdom’ nos narra los actos heroicos del coronel británico Thomas Edward Laurence, históricamente conocido como Lawrence de Arabia y es que una de las gracias del disco es cubrir los temas y aspectos argumentales más interesantes del conflicto con canciones que logran hacer justicia a la grandeza de los acontecimientos pero también al desgarrador dolor que una guerra de tal magnitud deja para siempre en la memoria de las naciones. Las canciones se suceden sin misericordia, así de ‘The Attack Of The Dead Men’ que habla de la inexpugnable fortaleza de Osowiec construida por el imperio Ruso en el noreste de Polonia donde se produce la irrupción del extremadamente cruel gas mostaza y el gas fosgeno, dos letales agentes venenosos, pasamos a las cruentas batallas aéreas lideradas por Manfred von Richthofen, el popular Barón Rojo, siempre un ícono favorito para las temáticas en el Heavy Metal. El sinfónico tema título, muy bien orquestado, y con un grupo coral enorme, nos habla de la brutal batalla de Passchendaele, suceso que ya había sido abordada por Iron Maiden en su disco “Dance Of Death” pero no por ello menos interesante, tema que además posee unos excelentes solos de guitarra; mientras que la pegadiza ‘A Ghost In The Trenches’ nos habla del más letal francotirador de La Primera Guerra Mundial, el canadiense Francis Pegahmagabow acreditado con 378 enemigos muertos. En la rápida y marchosa ‘Fields Of Verdun’ la batalla más larga de la guerra que se extendió por 10 meses al noreste de Francia y que fue una verdadera carnicería humana, Sabaton se disfrazan de Accept y a los coros marciales y prusianos le agregan un maravilloso solo de guitarra barnizado con música clásica en el estilo inconfundible del maestro Wolf Hoffmann, y es que la gira en que las leyendas alemanas abrieron para los suecos, algo los debe haber influenciado. El final se acerca con la asfixiante y pesada ‘The End Of The War To End All Wars’ pues se pensaba que esta guerra sería la guerra definitiva de la humanidad y terminaría con todas la guerras, pero todos sabemos que solo dos década después llegaría otra mucho más grande, más brutal y más catastróficamente devastadora. El telón cae con la conmovedora ‘In Flanders Fields’ solo con un coro de niños, el poema musicalizado del coronel y poeta canadiense John McCrae que combatió en la guerra y murió de neumonía casi cuando el conflicto estaba llegando a su fin, el que pone una nota de esperanza en medio de tanta desolación y miseria humana.

De esta forma Sabaton nos entrega el disco que posiblemente sea el más exitoso de su carrera. Ojalá que más adelante editen la versión “History” con la narración en español, así muchos más fans de habla hispana amantes de la historia y que no se manejan bien con el inglés, podrán sacarle toda la médula al disco; y en momentos en que en nuestro país se considera la idea de eliminar el ramo de historia de las mallas curriculares pretendiendo crear nuevas generaciones acéfalas, Sabaton y el Heavy Metal nos recuerdan una vez más que la historia importa, porque es un testigo silente de un pasado sobre el cual indefectiblemente se construye el futuro, y este disco en particular será un testamento indeleble que nunca nadie podrá borrar con el codo, al igual que la misma historia. Y aunque la temática daba para hacer algo mucho más grande aún con voces de actores y más efectos especiales tipo “Mindcrime” de Queensrÿche o cualquiera de los discos conceptuales de King Diamond, Sabaton con humildad y con respeto, son merecedores de una medalla púrpura al mérito, por acercar la historia a todas la generaciones post millennials y con muy buena música además, en la que es sin duda, la victoria más grande e importante de su carrera.

Cristian Pavez




Categorias de contenido

Tags



Categorias de contenido

Ultimos Contenidos

Metal

{{ x.type }}

{{ x.title}}

{{ x.title }}

{{ x.created }}





Categorias de contenido

Tendencias




-->