Virtuosismo a flor de piel en el Guitarfest 2019

Guthrie Govan dio una clase magistral

Sábado 8 de junio, 2019
Club Amanda


La fría noche del pasado sábado 8 de junio, se vivió en Club Amanda un show único: Guitarfest en su versión número 12, reunió a Guthrie Govan (The Aristocrats, Asia, entre otros), Polímetro y Rodrigo Alpe, en un espectáculo de lujo.

El evento estaba agendado para las 19:00 horas y el anfitrión del show, fue Alfredo Lewin; quien dedicó un momento para referirse a la triste partida de André Matos, que estuvo en Diciembre pasado en nuestro país. Luego de este respetuoso momento, ingresa al escenario Rodrigo Alpe, reconocido guitarrista chileno que ha logrado destacar por su participación en Recrucide y ahora además, con su carrera solista ad portas del lanzamiento de su nuevo disco. Solo dos canciones bastaron para que el músico sorprendiera a los asistentes: ‘Reborn’ y ‘Through Hell’; este último, nuevo single que decidió presentar en una instancia tan importante, como lo es el Guitarfest.

Alpe se despidió del público entre aplausos y dio paso a los segundos artistas de la noche: Polímetro, agrupación chilena de metal progresivo que sorprendió con gran puesta en escena y desplante, no por nada llevan alrededor de 20 años de carrera. Una Intro dio inicio a la presentación, que duró alrededor de 40 minutos; con un setlist que pasó por lo más destacado de sus discos. ‘Fragmentos’ canción perteneciente al disco Retrospectiva -próximo a lanzarse-, encendió el recinto ubicado en Vitacura. Luego siguió ‘Fábulas’, del primer álbum Metrópolis (2000) para volver a lo nuevo con ‘Todos Morirán’, un track lleno de energía que posiblemente destaca como uno de los más esperados de este nuevo trabajo. La voz de Ricardo Susarte mantiene su calidad aún con el paso del tiempo, lo que sumado a la potencia del resto de la banda, da como resultado lo expuesto sobre el escenario: calidad al 100%. Siguen con ‘Hijos del temor’, canción con una potente letra y sonido. ‘Milagros’ fue el único tema del segundo disco -El Laberinto de los sueños- en ser incluido; con un atractivo solo de manos de Carlos Esquivel, se llegó al climax del espectáculo con un gran sonido progresivo. ‘Iluminado’ y ‘Laberintos’ fueron las canciones encargadas de cerrar una sólida presentación que nos dejó a todos con aquella sensación de que aún tienen para rato en la escena del progresivo nacional.

Tras unos minutos de receso, llega lo más esperado por aquellos que repletaron Club Amanda y lograron un sold out: A las 20:45 horas salió –presentado por Alfredo Lewin- Guthrie Govan, destacado guitarrista inglés que ha formado parte de varios proyectos como Asia, The Aristocrats y Steven Wilson, entre otros. El gran talento de Govan es de amplio conocimiento por los seguidores del rock/metal y definitivamente anoche quedó demostrado en el escenario, con una actuación tipo “Storytellers”, donde mezcló su tecnicismo con ciertas anécdotas, consejos y datos de su carrera entre las canciones.

Tras agradecer al público por la paciencia en la espera, el músico comienza con ‘Sevens’, mostrando desde el primer acorde, todo su virtuosismo en la guitarra eléctrica mientras todos celebraban y grababan con sus smartphones. “La siguiente canción es de The Aristocrats” dice Guthrie mientras el público celebra la llegada de ‘Bad Asteroid’, probablemente una de las más esperadas por aquellos fanáticos que repletaron Club Amanda. “Ustedes no necesitan micrófono. Eso es algo divertido y a la vez, perturbador” dijo el guitarrista entre risas. Y es que lo más notable de Govan –dejando de lado su talento en la guitarra-, es su gran carisma y humildad, a la hora de compartir con el público; quiénes se sentían en un ambiente cómodo y familiar, gracias a la simpatía del músico. ‘Wonderful Slippery Thing’ comenzó a asomarse con aquel inconfundible punteo del inicio, mientras desde diversos puntos del recinto se divisaba a fanáticos grabando y saludando al artista a lo lejos, con la esperanza de que éste les devolviera el saludo. Este clásico del disco Erotic Cakes (2006) marcó la mitad de la presentación.



El talento de Guthrie Govan no necesita ser descrito, basta con decir que actualmente es considerado uno de los mejores guitarristas del mundo según expertos en el área. Así llegó el turno de otra canción  compuesta por Govan para el supergrupo The Aristocrats: ‘Culture Clash’, la misma que según sus propias palabras “es uno de los solos más complicados". ‘Ner Ner’ –también del disco Erotic Cakes- si bien presentó algunos problemas técnicos, estos no impidieron que el guitarrista entregara lo mejor de su parte para que no fuese una molestia notoria. El respetuoso silencio de todos mientras Guthrie hacía lo suyo, era notable. Llega el momento de otra de los Aristocrats: ‘The Kentucky Meat Shower’ –de álbum Tres Caballeros- una canción que se basa en un técnico punteo que fue ovacionado por los asistentes. “Ahora iremos con otra canción de mi carrera solista”, dijo Govan antes de interpretar ‘Erotic Cakes’, track que le da nombre al primer disco solista del músico.

Antes de finalizar el show, Guthrie Govan pregunta al público qué canciones quieren escuchar; a lo que éstos dicen “¡Waves!”, pero el artista les responde “mi plan es tocar una canción más y luego, Waves”; por lo que los asistentes optaron por ‘Fives’, también parte del primer trabajo discográfico del guitarrista. “¡Gracias por venir y quedarse hasta el final! Ahora puedo darles lo que sé que han estado esperando” dijo Govan antes de dar paso a un cierre máximo con ‘Waves’, sin duda la canción más pedida por el público desde el comienzo del show.

Todos quedaron extasiados y el público aplaudió con gran admiración, a este virtuoso de la guitarra eléctrica que se retiró del escenario a las 22:10 horas, para ir a compartir con aquellos que obtuvieron meet & greet. Sin duda un espectáculo magistral, que será recordado por muchos años más.

Bárbara Sherman
Fotos: Sergio Mella


Revisa la galería de imágenes aquí.



Tags



Ultimos Contenidos

Rock

{{ x.type }}

{{ x.title }}

{{ x.created }}





Tendencias